lunes, 30 de enero de 2017

PERÚ JANANCHU

Cuento Popular - Regalando Zueños (Inédito)



Illari Moya Huatanabe, señorita que estudió la Especialidad de Educación Primaria en la Escuela Normal Siempre Triunfadores, en sus cinco años de estudios Illari, no era una estudiante destacada, su nivel académico era de regular a más. A poco tiempo que concluyó sus estudios superiores lo entregaron su título profesional, por la modalidad de adquisición de bienes para la institución formadora, ya una profesional, en el mes de abril se dirigió a la USE “Unidades de Servicios Educativos” de la Provincia de Dos de Mayo, para que lo pueden contratar y así poder laborar en alguna institución educativa. Justo ese día, las autoridades, padres de familia y los pobladores del Caserío de Racuay habían bajado a La Unión a solicitar un docente.
El director de la USE, el profesor Teódulo Ayaypoma Pachucas, se sorprendió al ver a un gran grupo de señores y señoras, tan temprano paraditos en las puertas de la oficina de la USE.
— ¡Buenos días señores! ¿Qué aires les trae a ustedes tan temprano? ¿En qué les puedo servir? —Les dijo el director—.
—Tayta necesitamos un profesor en el caserío de Racuay, nuestros hijitos están perdiendo su tiempo. —Dijo uno de los campesinos—.
—Eso es el problema. ¿Qué hacemos ahora? No hay profesores y nadie quiere ir a trabajar a esa zona, todos dicen que es lejos.
—No tayta, nuestro pueblo es cerca y la gente somos buenos. Por eso hemos venido con nuestros caballos para llevar al yachacheg, también hemos cargado fiambre y además cuando desea venir a La Unión, lo prestaremos nuestros caballos para que baje cabalgado.
En eso, como mandado de Dios, llegó a las oficinas de la USE a las 8:20 de la mañana, una profesora jovencita y muy bonita. Ella había ido a la USE en busca de trabajo y llevaba consigo su título profesional y otros documentos personales.
El director de la USE, era contundente en su versión. —No hay profesores, aunque ustedes me suplican. Los jovencitos que han terminado sus estudios secundarios también no quieren ir y dicen que hace frío.
—Señor director, muy buenos días. Usted dice que no hay profesores, entonces que soy, yo ya tengo mi título profesional y yo puedo ir a trabajar a ese pueblo.
Todos los concurrentes aplaudieron de alegría y algunos lo miraban emocionados a la profesora.
—Bueno, profesora si usted desea ir a trabajar a Racuay, será como usted lo desea y hoy mismo debe estar viajando con los papás, en estos momentos lo elaboraremos su resolución de contrata por todo este año. Si me compete avisarlo que el sueldo es de 100 intis y todavía podrá cobrar en el mes de agosto o sino en el mes de diciembre, porque los cheques de pago, demoran en llegar de Lima a Huánuco y de allí para que lo envían es difícil, yo mismo todavía tengo que bajar a recoger.
—Eso no es problema profesor, yo lo que quiero es trabajar de una vez.
—Está bien profesora. Por favor dame sus documentos.
El director de inmediato ordenó a su secretaría que elaboré la resolución de contrata, quien sin perder el tiempo, inició a redactar en una máquina de escribir vieja. A las 11 de la mañana estaba listo la resolución de contrata y  la profesora dispuesta, para irse a trabajar.
Mientras eso, los trabajadores de la USE, estaban emocionados contemplando su belleza de la profesora.

—Ya era fines de junio y nada se sabía de Illari Moya Huatanabe, no se acercaba a la USE, seguramente ella estaba trabajando muy feliz en Racuay.
El profesor Pascasio Aponte Huayanay, quien se desempeñaba en el cargo de Supervisor Pedagógico, decide realizar una supervisión y con más razón al caserío de Racuay, porque sabía que allí se encontraba trabajando una profesora jovencita y bonita. Para eso se alquiló un caballo resistente, de madrugada un día miércoles salió de La Unión, a las 10 de la mañana llegó a Racuay, de inmediato preguntó a una pobladora, en dónde se encontraba la escuela.
—Washachu caycan tayta. —Le dijo.
Cuando llegó a la escuela el Supervisor Pedagógico, todos los niños estaban jugando en el patio y además hacían una bulla ensordecedora.
—¿Niño dónde se encuentra la profesora? —Preguntó al primero que se lo cruzó en su paso—.
El niño muy respetuoso sacando su sombrero e inclinando la cabeza le saludó al supervisor y luego le indicó, en donde se encontraba su profesora.
—¿Y por qué no están en clases ustedes?
—No sé tayta, la profesora nos ordenó que jugáramos y por eso estamos aquí. Ella está tejiendo su chalina.
—¿Y siempre es así la profesora?
—Aumy tayta, siempre nos ordena jugar, mientras ella avanza tejer su chompa y médeas, sino dice le hace frío.
Por todo el dato que le dio el niño, se indignó el supervisor contra la maestra, fue al aula y efectivamente lo encontró sentada y tejiendo su chalina, mascando su cachucachu.
—¡Maestra muy buenos! ¿Qué pasa aquí? ¿Por qué no está haciendo clases? Si todavía no es hora de recreo, además los niños dicen que usted, no hace clases, que solamente se dedica a tejer sus abrigos.
—Ay profesor.
—Usted está cometiendo un grave daño a estos niños y de antemano está robando al estado. Acaso ya se olvidó que a usted se le contrató para que enseñe a leer, escribir, sumar y firmar a los estudiantes.
—Profesor hoy les toca educación física y por eso están haciendo ejercicios en el patio los niños. Además es la primera vez que les dije que jueguen.
La profesora no sabía ni qué decir y ni qué hacer, se encontraba en un letargo emocional total.
Solo atinó a decir. —Profesor pasemos a la dirección.
Ya en la dirección, sin más preámbulo el supervisor le pidió los documentos administrativos, de gestión y pedagógicos.
—Profesora haber muéstrame sus Unidades y Sesiones de Aprendizajes.
—Profesor, me sabrá disculpar, para serla sincera lo olvidé en La Unión, salí rápido y lo dejé en mi casa. Téngalo por seguro, ahora cuando bajo el fin de mes, lo traeré.
—Entonces puedes mostrarme su PEI.
—Ese documento no lo hizo el profesor del año pasado, yo encontré a esta escuela todo lleno de polvo.
—Lo entiendo profesora, siempre hay colegas irresponsables, que por el hecho que trabajan para el estado, todo lo hacen mal o sin ganas, no ponen pasión en su labor educadora, sabiendo que el Perú es nuestro y somos los únicos que tenemos que enrumbar por la senda del desarrollo a nuestro país.
—Haber muéstrame su nómina de matrícula y sus registros auxiliares para saber la cantidad de estudiantes en cada grado.
—Uy profesor, ¿eso me toca hacer a mí? Yo pensaba que eso lo realizaban ustedes  y por eso, no lo hice.
—¿Cómo que nosotros lo vamos realizar esos documentos? Usted está en la obligación de realizarlo todos esos documentos. Esto es increíble e imperdonable profesora, usted se merece el premio a la irresponsabilidad. ¿Y apropósito que grados y cuantos estudiantes asisten a esta escuela?
—Hay de primero a sexto grado y casi 60 estudiantes que vienen todos los días, ¿Cómo que casi 60? ¿Usted no sabe ni cuantos estudiantes hay en esta escuela? Si tienes 60 niños, ¿por qué no has solicitado un profesor más? Usted como directora tiene que preocuparse en tener sus profesores completos y toda la documentación en regla.
—Pero profesor, yo no sabía que era directora.
—Bueno me queda solamente despedirlo y denunciarlo a la USE, porque está incumpliendo con su labor.
—Profesor ¿Cómo me va despedir y denunciar a estas alturas del año? Entiéndeme, es mi único trabajo, además no tengo experiencia y recién estoy aprendiendo. Gracias a este trabajito mantengo a mi mamá que ya está ancianita, acaso no siente pena por mí y por mi abuelita.
—Lo siento profesora, yo tengo que cumplir mis funciones.
Sacó de su alforja un libro de actas, lapicero en mano e hizo el ademán de redactar. Mientras la profesora le suplicaba que lo perdone por esta vez.
—Bueno profesora, a la verdad me cae simpática y le encanta su hermosura a mis ojos, Illari eres un nuevo amanecer para todos, hoy te pido que hagas amanecer a mi alma sedienta de tus besos. Usted sabe con mi informe lo despido de este trabajo. Pero como yo soy bueno y también lo entiendo que recién está aprendiendo. Le voy a dar una oportunidad, pero tiene que haber su cariño de parte de usted.
—Ya vez profesor, hablando llegamos a un buen acuerdo, usted por gusto se hace problemas. Cariño es lo que me sobra, con la dimensión del cielo y la pasión del volcán le ofrezco, todo mi querer sin medida ni clemencia, tómalo y disfrútelo.
Diciendo eso, se fue a los brazos del supervisor, entre besos y abrazos, apresurados cerraron la puerta. Como estaban en un ambiente reducido y la efervescencia amorosa a cada segundo se caldeaba más, vieron por conveniente sacar el Mapa del Perú que estaba colgado y ponerlo al piso, para que no se ensucian y no sientan el frío de la tierra, luego se desnudaron e inició la supervisión con ganas e intensidad incontrolable.
Los niños al ver que habían cerrado la puerta, sintieron una curiosidad y se preguntaban por qué la maestra ha cerrado la puerta y quién será ese extraño.
Cirilo era un estudiante de 12 años y el más pícaro y hablador de toda la escuela, le propuso a su colega Donato un plan.
—Acu ricashun shay, imatag ruraycan yachachegninchy. ¿Imaparag puncuta wichgash?
Fueron de inmediato y se pusieron tras la puerta, en completo silencio, adentro se escuchaba un gemido, acompañado de términos extraños para los niños.
—Dona, sube a mi espalda y ves que están haciendo.
—Cojudo si la maestra se molesta y nos pega.
—Qué vas tener miedo, acaso no eres machazo, a lo más nos dará un churunazo.
Cirilo se cargó a Donato, para que vea al interior, efectivamente el supervisor estaba en sus deleites y recibiendo el inmenso cariño.
—Perú jananchu goycan shay, chanca a la matanca yachachegninchita gaparachiycan. Mucharir, mucharir chuchuntapis laguaycan shay.
—¿Imata ninqui shay?
—Perú jananchu sipuycan ary, sebag cuchinirag sudaycan ollgupish.
Cirilo como era el más pícaro y nunca se callaba, inició a pregonar en el patio a viva voz.
—Yachachegninchita Perú jananchu goycan shay, yachachegninchita Perú jananchu goycan shay, aku llapanchy ricashun, noganchipis yachacushun.
La noticia se propaló al instante en toda la escuela, mientras el supervisor y la maestra continuaban en su volcán de pasión.
Los niños más grandes fueron los primeros en correr a la puerta de la dirección y algunos intentaban colgarse de la ventana para ver lo que ocurría en el interior.
Pero como eran tan pequeños no alcanzaban, solamente escucharon suspiros acelerados, gritos y términos que decía la próxima tienes que cumplir, sino ya  verás lo que te espera.
Después de un rato abrieron la puerta y salieron los dos al patio, la maestra lo tenía el cabello todo despeinada. Los dos trataron de disimular, creían que nadie los había visto y ni escuchado.
—Bueno maestra, fue una bonita experiencia el haber venido a supervisarlo y le felicito por todo lo que hace, solamente me queda recordarlo, que los grandes profesores siempre han entendido que su verdadero papel no es enseñar ciencias, sino instruir a los estudiantes. El entusiasmo y el entrenamiento son el pulso vital de un sistema educativo vivo. Un buen docente es inspirador y transmite entusiasmo por lo que hace, fomentando un aprendizaje demostrativo. Genera un contagio emocional en el aula y facilita un aprendizaje por imitación. Ya vez como yo te enseño y de rápido, Illari latir de mi corazón.


HECHO EL DEPÓSITO LEGAL A LA BIBLIOTECA NACIONAL DEL PERÚ. REGISTRO N° 2016-03945.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL DEL TRABAJO, SIN LA AUTORIZACIÓN.

viernes, 16 de diciembre de 2016

BANDIDO Y QUERIDO

Cuando el león salía a cazar, tenía la costumbre de demorarse varios días, mientras eso el zorro visitaba a doña leona, llevándole regalos (ramo de flores, miel de abeja y asado de vizcacha). Cuando estaba de regreso a casa, el león, encontró al zorro durmiendo plácido y perfumado en una quebrada, parecía un galán seductor, roncaba como una moto vieja. —Ahora verá este ocioso – dijo el León–. Cogió una pajita y procedió a hincarle las criadillas.  —Pero... pero chuspi ama rabiachimaychu. –Dijo entre sueños y estirones el zorro– pero el león seguía hincándole. —Pero... pero...chuspi rutzuta tía, tía asiaykajta caniycanqki, malvado chuspi, cuando te agarre chanca a la matanca te voy dar, como le di a mi tía lamiendo y besando su pecado tentador toda la noche.  —O sea bandido, con que copularon con tu tía –dijo el león– en seguida lo agarró del cuello y le metió lapos desmayadores.  —Ay tiuco, ay tiuco, mana magamaychu, perdóname, no quería traicionarte, todo fue una casualidad, hasta yo mismo no entiendo ¿Qué cositas se habrá metido en mi cabeza para cometer similar maldad? Tiito, suéltame ya, me vas ahorcar. Te contaré todo lo que pasó, no te molestes y ya no me pegues, tenga piedad, soy tu sobrino amado y por mis venas corre sangre igual que del tuyo, ya somos hermanos de pasión. Por más que me mates ya no podré recoger mis caricias ardientes que puse en el cuerpo de mi tía. Cuando fui a tu casa una tarde, mi tía estaba sola, de frío, le dolía la cabeza, le daba comezón su espalda y sus bellas piernas querían masajes y besos de mis labios suaves. —En buena hora haz venido papito, esta noche lo pasaremos juntos y haremos cosas lindas –me dijo ella–. Me hizo pasar a la sala, después me sirvió la cena con cortesía y no dejaba de mirarme a los ojos y sonreírme. —Todavía haz tragado en mi casa –si tío, terminando la cena, estábamos sentados en la sala y allí es cuando mi tía comenzó a acariciar y tocar todo mi cuerpo, ella quería que la bese y agarré sus senos, por respeto a usted no le respondía. Yo estaba de miedo e imaginaba que en cualquier momento entraría y de un solo puntapié me haría traspasar la puerta.
 

— ¿Y de allí qué te hizo? —Me llevó a un cuarto oscuro, allí me obligó a echarme a una cama y luego cerró la puerta. —En esos instantes, ¿por qué no te escapaste? —Pues, me montó y comenzó a sacar toda mi ropa, hasta mi calzoncillo lo rompió de un solo jalón, ya no pude escapar porque estaba calato. — ¿Y después que te calateó qué más ha pasado? —Yo le dije no hay que traicionar a mi tío, de enterarse él se va molestar y te va pegar, a mí me odiará para siempre y me ahuyentará de este lugar. —Tu tío es maricón —me dijo. — ¿Cómo?, ¿Yo maricón? –Por diosito así me dijo tío, yo no miento.
— ¿Y en seguida qué cositas te hizo? —Comenzó a besar todo mi cuerpo, yo estaba echado calato en la cama, hasta mi penecito estaba viéndose, ella también se sacó su ropa, estaba calatita, yo asustado no sabía qué hacer, porque era la primera vez que observaba y tocaba un cuerpo calato y peluda. —Así que penecito y peluda su cojudo. —Si tío, ella después me violó sin piedad. Lo que más pena me daba era tu catre viejito. — ¿Y qué le hicieron a mi catre? —Como se quejaba guichechi… guichechi… guichechi casi lo desarmamos tiosito, porque hicimos el amor como Dios manda. —Así que guichechi… guichechi, como Dios manda, te lo tiraste a mi mujer y encima cuentas lo que has hecho bellaco.  —Si tío, mana rabiaychu amatar, jukla wanuchimay, para ti, soy un infiel y malo, por eso, de aquel cerro empújame sin clemencia, así olvidarás todas mis fechorías que cometí en tu ausencia.
Con la rabia que tenía en el corazón, el león aceptó empujarlo a su sobrino, desde el filo de un cerro pedregoso. —Tío, para que no tengas pena, cerrando tus ojos con toda tu fuerza correrás desde arriba y me empujarás. Tiito, yo mismo te daré las órdenes y cuando diga tres, corres para que acabes con mi vida de paria. Pero antes de eso, déjame hacerte una última petición y encomendar mi alma. Le dices a mi tía que yo la amaré toda una eternidad, incluso en el más allá y que jamás olvidaré su cuerpo, porque en ella está mi gloria y felicidad. Nuestras almas se unirán en esta tierra bendita, porque el destino así lo quiso. Ahora si tío: uno... dos... y tres.  Corrió el león y el zorro esquivó a un lado, por desgracia el tío se desbarrancó. —Tiullauuu, tiullauuu, tiullaaauuuu –gritaba el zorro– pero el tío murió súbitamente con el vientre reventado, llevándose consigo su desdicha y dejando corazones heridos. El zorro fue a toda prisa a casa de la leona. —Tía apuraylla shamuy, rinrillaykichu willashayki, tiumi cuchpacush, pachanpis pashtagpa y siquimpis rachegpa tunish. Kanan wanushna jitaraykan. — ¿Ay Dios mío qué dices?  —Tiumi wanushmy ary. —¿Y por qué se desbarrancó? ¿Seguro le contaste lo que hicimos en la noche?  —No tía, me halló durmiendo en la cañada y oliendo mí shicra (bolsa) se dio cuenta, que usted y yo hicimos el amor en la noche. Cuando estaba para que me ahorque, le pedí que me lance desde el cerro más alto, pero él optó desbarrancarse, dijo que ya era viejo, ya no podía complacerte y antes de partir a la eternidad me dejó como herencia su casa, bienes, hijos y a ti, por eso, a partir de hoy seré el dueño de tu corazón, ven, junta tu boca con la mía que quiero embriagarme con el néctar de tus labios y así poder gritar al mundo entero que tú eres mi heredad.
—Sinvergüenza, qué hiciste. ¿Ahora quién va mantener a tus primos? –dijo la muy astuta tía, entre lágrimas de desgarro le agarró a palazos a su queridísimo sobrino, por la picardía cometida. —Acaso no había agua para que laves tu cuerpo sucio, así tu tío no hubiera sentido nada y ni cuenta se hubiese dado. Además lo hubieras negado, aunque te pegaba. En fin, el dolor tuyo no hubiera causado castigos y tormentos a mi alma. ¿No sé si podré vencer este inmenso dolor? Acabará con mi vida. Ay Dios mío, ¿por qué te lo llevaste? Si a cada minuto lo amaba más. Sus duces caricias me harán falta.
En un mar de lágrimas, se arrodillaba y se jalaba los pelos la leona muy arrepentida, porque su corazón le decía que jamás volverá ese ser que tanto la amó e idolatró como a una reina. — Mi corazón está llorando al saber que ya no volverás… Derrama gotas de sangre y pide a gritos que me vaya contigo.
—Tiita ya no llores, me partes el alma. Yo también amaba a mi tío, pero doy gracias a la muerte que lo recogió a tiempo y bendito es la vida que me tiene vivito y coleando juntito a ti. —Dice tu sobrino que ya no llore, porque le causo tristeza, pero él no sabe el dolor que llevo dentro, mi dulce amor… siempre estarás presente en mi corazón, aunque pase el tiempo nunca dejaré de amarte.
—Ay tía, mana llakiychu, ven a mis brazos, yo te daré amor para siempre, además cuidaré a mis primos y los querré como a mis propios hijos, con devoción uniremos nuestras vidas y edificaremos un castillo de amor, donde reinarás tú, bendecido por tayta inti. Al oír esas palabras de aliento, la leona dejó de llorar, como una niña sedienta de amor acabó en los brazos del zorro. —Tú eres mi única esperanza y una sola vida tengo para amarte hasta la muerte –dijo la leona, muy confundida y angustiada. —Mana wagaychu tía, noga cuyashayki, cananpitaj gam shongumy kanki. Después de consolarla y secar las lágrimas de la querida tía, dijo el zorro. —Dame un costal para ir a traer comida para los muchachos.  La leona sacó un costal y le dio, de inmediato se fue a buscar comida. De tanto caminar llegó a una pampa, donde había gran cantidad de gorriones, recogiendo semillas de picuyo y llantén.
—Tayta pishgokuna, les hago una apuesta.  — ¿Qué quieres apostar con nosotros? –dijo un gorrión.   —Yo les apuesto que todos ustedes no llenarían este costal. —Como que no llenamos, nosotros sobramos en ese costal. —dijo el líder de los gorriones.  — ¿Si cabemos en tu costal cuál va ser el premio?
—No te preocupes tayta, yo les daré diez sacos de trigo, en mi casa lo tengo apilado.  El líder de los gorriones juntó a todos y les dijo. —Colegas, el zorro está apostándonos, dice si cabemos en su costal nos va dar diez sacos de trigo. Todos los gorriones se rieron de la apuesta, en consenso decidieron meterse al costal, porque estaban seguros que iban a ganar.  —Abre tu costal amigo –dijo el gorrión– y empezaron a meterse, de veras se llenó y hasta sobraron. El zorro amarró con su wachku watu el costal. Los pobres gorrioncitos lo insultaban y lo aleteaban por el engaño, pero él a nadie hizo caso, más bien a los que cogía se los comía al instante o de un mordiscón lo trituraba la cabeza.  Luego se cargó el costal y todo triunfador comenzó a retornar muy contento a casa. En pleno viaje le dio ganas de orinar, pero trató de aguantarse hasta llegar a una laguna, en donde una wachwa estaba bañándose. 
—Niña wachwa costalnita paytacushayki, pero cuidado falsificargonkiman, ratulla cutiramushaj –le dijo. —No te preocupes tayta atog, acaso me ves con cara de chismosa, para estar revisando bulto ajeno. Déjalo ahí nomás, lo voy a cuidar muy bien. Eso sí, no vayas a demorar mucho. —No, no, no…, en un ratito vuelvo –dijo el zorro. El zorro se fue a orinar a diez kilómetros de distancia. A la wachwa la curiosidad la corroía, en cuanto desapareció el zorro, salió de la laguna y fue a curiosear al bulto, desató el amarrado y al instante los pájaros comenzaron a salir, rasgando y picoteando las manos de la susodicha. Asustada se quedó mirando como salían todos los pajaritos del costal.
— ¿Ahora qué hago? Ya me adeudé ¿Qué le diré si pregunta por sus pájaros? El zorro me va matar si me agarra. Mejor llenaré el costal con alguna cosa. Subió al cerro y cogió abundante espina de wallanka, la llenó y amarró el costal como estaba. Después se ubicó en medio de la laguna para nadar. Su conciencia le decía, si el zorro se da cuenta es capaz de vengarse con crueldad. Después de una hora regresó el zorro, tenía el estómago más liviano, rápido cargó el costal porque sabía que en casa lo estaban esperando muy hambrientos los leoncitos. En el camino, con cada tropezón o inclinación, las espinas hincaban la espalda del zorro, que atinaba a decir: —Unchullkuy pishgo, unchullkuy pishgo, pensando que las uñitas de los pajaritos lo estaban hincando.  Ya de una loma se veía la casa, desde allí comenzó a llamar.
—Wambrakuna, wambrakuna wasipita llapan uchkukunata chapaycamuy. Tía wambracunawan uchkukunata chapaykamuy, allí mikuyta apaycamu. Al oír esto, los leoncitos empezaron a tapar con champa y piedras todos los huequitos de la casa. Sudoroso y batido llegó el zorro, puso la carga en el suelo y dijo a los chicos.  —Mayamay wambrakuna, en cuanto abro el costal, ustedes se avientan a capturarlo, no vayan dejar escapar a ninguno, porque trabajo me ha costado cazar a estos pajaritos.  Delante de la leona desató el costal y vació apresurado. Los leoncitos se lanzaron encima de las espinas, hiriéndose las manos, hincándose todo el cuerpo y sus caritas. La tía cacheteó al zorro por el incidente y lo golpeó con los trozos de wallanka que se clavaron en los hombros y el pecho. —Cínico, vago y cachigasto haciendo tonterías nomás vives, creando bromas pesadas vuelves, te burlas de mí y de tus primos. Lárgate, ya no quiero verte, no vaya ser que te raje la cabeza. ¡Wasisonso! Ya no me busques… en mi vida… tú ya fuiste, pero dejas una huella con llanto y tristeza en mi corazón que no podré borrarla. Ya no te quiero, porque todo fue una locura de mi corazón infame… ya será inútil amarte, por favor vete y nunca digas que fui tuya. —Ay perdonaycamay tía, te prometo ser tu esclavo si me das una oportunidad –diciendo se arrodilló y se puso a llorar como un niño el zorro– de verdad eran pájaros lo que traía, seguramente la qanra wachwa ha falsificado mi costal, porque le encargué un rato. — ¿Dónde diablos te has ido encargando tu costal, garbanzo? Eso te pasa por no venir de inmediato a casa. —Es que tiita ismanayta gomargan y pensando que la wachwa tenía corazón noble como yo, le encargué mi bulto. Pero no te molestes tía, ahora va ver esa supaypa wawan wachwa, lo traeré a ella misma, para el banquete de mis primos.  Al verlo arrodillado y llorando, se compadeció y le perdonó la leona, es que ella estaba enamorada hasta el tuétano. Ya con el perdón en el corazón, se marchó a capturar, pero la wachwa estaba en medio de la laguna cuando llegó el zorro.  —Niña wachwa, shamuy ratulla parlakurishun. Mama wachwa pachamy nanaykan, santu maquillaykiwan cupaparkamay, cha alliyachimanga. Niña wachwa, yo también quiero aprender a nadar, por favor, ven enséñame, no te haré daño y juro que te pagaré. —No tengo tiempo amigo zorro, mientras solea aprovecho bañarme. Mañana regresas para conversar y curarte con más tranquilidad, no te olvides traer coca, cigarro, un poco de shakta y una gallina negra, con eso cambiaré tu suerte para que triunfes en la vida, el amor, el trabajo y los negocios. Yo estaré preparando el desayuno para invitarte, haré asado de papa con trucha frita.  El zorro al ver que no funcionaban las súplicas, decidió ejecutar un plan práctico y seguro, que lo llevaría a lograr su cometido. —Maldita wachwa, no te saldrás con la tuya, tengo que cazarte y pagarás toda tu vanidad.  Con la intención de secar la laguna, empezó a tomar bocado a bocado el agua. De tanto beber, le comenzó a salir por el poto, entonces arrancó la paja y lo dobló en cuatro y se lo tapó, hasta que se llenó la barriga y reventó, mientras la wachwa se moría de risa. Al ver que no llegaba, la leona ya impaciente salió en busca de su perdulario sobrino. 

—Niña wachwa tapullashayki, ¿atog sobrinulata mana caypa rikallargayqi? 
—Chay ganra subrinuyki chay waklachu jitaraykan, mayna supapaykan. Para que vaya a ver la leona, su buen sobrino y querido fiel estaba tirado patas arriba ya agonizando.  —Esto queriendo habrás venido su opa, ahora tu tío muerto, tú muriéndote y yo sola, quien criará a mis hijos, ya nadie me abrigará y rascará la espalda –dijo la leona entre lágrimas.  —Ya no llores ni sufras más tía, por verte feliz, hice todo lo imposible, pero la muerte ha sido más fuerte que nuestro amor. Sé que pasarán los días y tú sabrás olvidarme y entender que yo nunca más volveré a tus brazos. Dame por última vez un beso, beso que aliviará mi sed en el infierno de la soledad.  —Adiós mi amor, fuiste mi reina y en el más allá serás mi diosa –dijo el zorro– antes de partir a la eternidad. Ya en su triste soledad, la leona recién comenzaba a entender lo valioso que era en su vida la compañía del león, entre lágrimas y dolor se arrepentía de no haberlo respetado y valorado. —¿Qué te pasó mi amor? En mis recuerdos veo tus ojos y siente un dolor mi alma, sangra mi corazón… porque dañé tu vida. Mi rey león… tus recuerdos me torturan, no quisiera recordarte, pero siempre te recordaré, porque fuiste el gran amor de mi vida.
Un mar de lágrimas eran los ojos de la leona y arrepentida se arrancaba los pelos y se golpeaba la cabeza, pero todo fue ya en vano, su gran amor que fue un día ya estaba en el sueño eterno. —Ahora tus primos te comerán –dijo la leona– agarró de las patas y lo sacudió como a trapo sucio al zorro y entre suspiros llevó el cuerpo enfriándose a casa, para la cena de los cachorros.
—Ahora extrañaré sus besos y caricias… Mi vida ya no será vida y no podré vivir sin sus amores, hasta mi sufrir… sufre al no verles.


CALDERÓN JARA Enoch Braulio.
De Regalando Sueños (Cuento Inédito
Celular: 986064228
Publicado en la Antología Llegó el Cuento Sin Descuento.
Programa de Segunda Especialidad 2013 - 2015 en Didáctica de la Comunicación.
Ministerio de Educación - UNHEVAL - Huánuco.
Prohibido la publicación sin la autorización del autor.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

NACIÓN CASHAPATA

 PRESENTACIÓN

Tengo el enorme agrado de presentar esta investigación, trabajo realizado por personas comprometidas con su cultura y una vida al servicio de la educación, la investigación y el amor por el patrimonio legendario de los antiguos hombres de la Nación Cashapata. Si bien considero importante confesar mi preferencia por la investigación científica en la praxis, donde queda expuesto la dedicación a la exploración y estudio de la ciudadela de Cashapata. En este trabajo se trata de explicar con sencillez todo el acontecimiento, organización, arquitectura, religiosidad, agricultura, defensa y correlación con la naturaleza compleja de los que habitaron la ciudadela. Nuestra intención es que todos comprendan sin mayores dificultades el tópico elegido de esta ciudadela y sus diversos utensilios, arquitectura e ingeniería señorial que pusieron en boga en el diseño de sus viviendas y acueductos. Con estas construcciones se mostró una maestría, modelo y originalidad por antonomasia en aquella época, cabe resaltar que todo el trabajo y creatividad arquitectónica de los habitantes de Cashapata, fue copiado, perfeccionado y estatizado por la sociedad dominante y más poderosa de América que vienen a ser los incas. Lo loable de los hombres de Cashapata, es que  a pesar de ser una comarca pequeña, han sido los maestros diseñadores para la urbanización, construcción y hegemonía de la comarca incaica en las llanuras de Huanucopampa.
Esta investigación busca crear un vínculo cultural entre el presente y con nuestro pasado histórico. Porque nos muestra que el volumen o cantidad de habitantes no es preponderante para ser una sociedad organizada y servir de ejemplo a otras sociedades más grandes y de mayor población, lo que prima es la capacidad creativa y la sencillez en la organización social, política y administrativa, como lo eran los pobladores de la Nación Cashapata.  
Confío que esta investigación brindará un gran aporte a las ciencias históricas y porque busca formar e impulsar el desarrollo cultural de los pobladores de la zona, la región y el país.
Agradezco el espacio para compartir con los que leen los sentimientos que me generó esta investigación a la ciudadela de la Nación Cashapata y agradecer por compartir sus sabias lecciones de arqueología al maestro que deja huellas imperecederas, como es el Licenciado en Educación Tafur Huerta Roosbelt y la colaboración de Rusbel Avendaño Chávez. Quienes han tenido la valentía enorme de realizar las excavaciones minuciosas, la preservación y la puesta en valor de los restos encontrados en la ciudadela de la gran Nación Cashapata.

LA NACIÓN CASHAPATA
Ubicación.
Se encuentra ubicado en el Centro Poblado de Waricashash, al margen izquierdo del río Vizcarra, en el distrito de Pachas, a 3892 M.S.N.M y a 12 kilómetros de distancia de La Unión. Se llega a través de la trocha o por el Camino Real Inca. Esta ciudadela estaba poblado por unas 50 personas aproximadamente, forjadores de una arquitectura originaria y desarrollada, porque han servido de modelo en simetría, estética e ingeniería arquitectónica  a los incas, es por eso, que construyeron el complejo habitacional de la capital del Chinchaysuyo o Wanucopampa con similitud exacta, pero con mayores dimensiones y en base a pura roca dura. Esto se corrobora por las diversas formas similares que presentan las puertas y ventanas. Los hombres de Cashapata edificaron sus viviendas con ventanas internas y subterráneas de mediano tamaño, donde guardaban sus utensilios, víveres, vestimentas y objetos sagrados y decorativos. Ya habían dejado de guardar sus utensilios y productos en las collcas circundantes, porque les era más beneficioso y rápido de coger cuando estaba en un solo espacio  o vivienda. En algunas ocasiones en estas ventanas guardaban a sus difuntos bien resecados y dados la forma de un fardo, vestidos con elegancia, adornados con objetos decorativos y plumas multicolores, atados con soguillas de ichu, porque eran sus seres muy queridos y en su creencia, ellos a pesar de estar muertos, seguían teniendo vida en el más allá y desde allí les iluminaban o ayudaban a ser mejores personas a quienes se encontraban vivos. Es decir, estos individuos han adorado, servido y consultado a sus muertos para tomar cualquier decisión en casos de guerra, curaciones o faenas comunales y agrícolas. 
VIVIENDA CUADRA CON VENTANAS PEQUEÑAS.
Antigüedad.
La Nación Cashapata fluctúa una antigüedad de 1000 a 2500 años antes de Cristo. Así lo demuestran las piedras lajas y el barro que ha sido la materia prima para la construcción de sus casas. Estos hombres han dominado una ingeniería arquitectura de alto nivel para su época, porque en sus construcciones se puede ver el uso de ángulos exactos, cuadrados y medidas simétricas en las ventanas. Estos hombres ya no construyeron sus viviendas con puertas y ventanas direccionadas por donde sale el sol, sino lo direccionaron sus puertas y ventanas de sus casas, de dónde provenía el agua para toda la comarca, porque para ellos, el agua era el elemento vital para la supervivencia, ya que gracias a este líquido se podía regar los sembríos en esa planicie caliza y pedregosa de Huaricashash. A estos hombres, los incas lo han conquistado con mucho respeto, porque eran grandes maestros en la arquitectura, además estudiosos precisos de los fenómenos climatológicos. Todas estas habilidades puestas en práctica, sorprendió a los orejones. Es por eso, que con un espíritu pacífico lo conquistaron y trasladaron a todos los habitantes a la planicie de Huanucopampa, para ser parte de la región Chinchaysuyo. Las demás comarcas aledañas a Cashapata, al enterrarse de esta alianza buscaron destruirlo por completo a la ciudadela. Al ver esta situación catastrófica, los hombres de Cashapata deciden volver a sus casas y defender sus propiedades a toda dar, esta actitud para los incas significaba rebeldía y desobediencia. Frente a este acontecer los incas mandan a tapar con abundante tierra, lajas y piedras a las casas en Cashapata y de esa manera se aseguraban la permanencia de los hombres de Cashapata en la urbe de Huanucopampa al servicio y disposición del Tahuantinsuyo. Además para el hombre de antaño y andino, las casas tienen vida y sentimiento desde el momento en que se las termina de construir, es por eso, que las casas abandonadas sufren al no ver a sus dueños, los da maldición y hace que no puedan acostumbrarse en el otro lugar. Por todas esas circunstancias, los incas ordenaron cubrir con tierras y no dejar huellas o vestigios de la ciudadela de Cashapata.
La Arquitectura elemental
Los habitantes de Cashapata en base a las piedras lajas, al barro, la madera, pajas comunes y de ichu, han construido sus casas, templos y lugares sagrados, donde adoraban a sus dioses vernaculares, más que por devoción por miedo.
Hoy estas edificaciones, con pequeñas ventanas subterráneas, misteriosas e enigmáticas, indican que las construcciones eran de barro y piedras lajas, todos muy bien fusionadas, para evitar que se caiga, pase las lluvias, no haga frío o calor, como se presentaban las condiciones del clima.
En toda la zona periférica posiblemente estos hombres han sido los más desarrollados y agraciados en cuanto a construcciones, se conjetura que dominaban la arquitectura y la ingeniería en la construcción de viviendas, caminos, andenes y otras obras civiles. Para la construcción de sus viviendas han utilizado piedras lajas de color blanco y azulino, traídas de otras zonas aledañas. Estás piedras fueron acomodadas con técnica y estética, haciendo posible el pegado, unido y enlazado a través del barro arcilloso y las piedras en forma de lajas rectangulares o huancas.
La casa descubierta mide 6 metros de ancho por 10 metros de largo, las ventanas internas se ubican a 64 centímetros uno tras de otro, en la parte baja o base inferior las ventanas miden 13 centímetros, de altura 24 centímetros y en la parte superior la medida es de 10 centímetros, pero de forma serrada. Las medidas son uniformes y exactas en todas las ventanas. La pared mide 45 centímetros de espesor y 1 metro con 50 centímetros de altura. La puerta principal se ubicaba al lado sur y estaba ubicado estratégicamente para casos de emergencia, porque les permitía comunicarse con los demás habitantes de la ciudadela. Toda esta construcción o vivienda tiene una forma rectangular y posiblemente tuvieron dos pisos de altura, sino fue derruida para que fuese más rápido de taparlo en aquella época.  
VENTANAS INTERNAS Y SUBTERRÁNEAS
Elementos básicos para la vivencia.
La Ogsha o Paja.
Esta gramínea ha jugado un papel importante en la construcción de las viviendas de los hombres de Cashapata, porque lo emplearon en sus techos y de esa forma no permitían que pase el agua o el calor, ya que es flexible debido a la abundante carga de sustancias silicosas de sus hojas, es muy dura y no se pudre tan fácilmente.
El Ichu. Esta gramínea fue utilizada desde un aspecto sagrado y común, porque a sus muertos los daban forma o envolvían con soguillas trenzadas de ichu y los colocaban en sus nichos bien sentados, al lado de sus mascotas, seres queridos y menestras que sembraban o consumían. Además esta especie servía para amarrar los maderos de las casas. También confeccionaban las seretas o shicras, que viene a ser una especie de medida o utensilio para recoger y transportar la cosecha de papas, ulluco y demás productos.
De la misma manera con el ichu, confeccionaban sogas, ataderos y enormes cables para los puentes colgantes, tanto como parada y trama, que se colocaban sobre los ríos inmensos, así como encima del río Ishpaymayu o Vizcarra.
Champa. Genéricamente considerada es un masivo vegetal formado por tallos, las raíces y las hojas de diversas especies, especies de plantas rastreras, que se tejen y entretejen, formando ora mullido, ora duro y espinoso tapiz, debido a que, desde hace centurias, dichos vegetales nacen, se desarrollan, mueren y renacen en el mismo lugar. Las champas han constituido buenos combustibles para los hombres de Cashapata, porque lo empleaban en la cocina, para preparar sus alimentos y calentarse en épocas de frío.
Quenual o Culli. Esta especie silvestre ha servido como elemento fundamental para la construcción de sus herramientas de trabajo, caza y defensa, además para la fabricación de sus puertas y en el techado de sus viviendas les servía como vigas, mojinetes, chacllas y parantes que sostenían todo el peso del techo. Además en esta madera amarraban sus armas de piedra o porras y en los bastones derechos sacaban puntas filudas que servía para producir heridas profundas en los animales y en las personas en caso de guerras.
El Quishuar. Esta madera a los antiguos peruanos les servía para las construcciones de sus herramientas, para combustible y en el techado de sus casas.
TAFUR HUERTA ROOSBELT. PERSONAJE QUE REALIZÓ LA EXCAVACIÓN.
División de las viviendas.
En la ciudadela de Cashapata se puede apreciar: casas y collcas, que cobijaba a la gente y además los servía para sus depósitos de granos. Es posible que las viviendas de los jefes religiosos, administrativos, maestros y curanderos estaba en el centro, mientras de la clase popular estaba alrededor o aledaños a la ciudadela. Porque estos hombres practicaron una división social, los dirigentes gozaban de todos los privilegios y siempre estaban protegidos por toda la población y para eso, asentaron sus viviendas al centro de la ciudadela, con todos los servicios necesarios, como el agua y las calles estaban aún paso de ellos. Las casas señoriales tenían las características más sobresalientes, porque estaban construidas con piedras que tenían formas de cuadrado, lajas rectangulares y planas. Mientras las viviendas de la gente común estaban diseñado de una forma grotesca, con piedras y champas sobrepuestas sin estética. Es sabido que a lo largo de la historia del hombre, el que ha gozado de poderes, cargos públicos o el que ostenta mayor riqueza siempre ha tenido una casa muy vistosa o elegante y si es posible  la más alta.

CHULLPA
Extensión de la urbe.
La ciudadela tiene una extensión aproximada de media hectárea y se ubica en el lado norte de la pampa del Centro Poblado de Huaricashash, en ella, se distribuían las viviendas. 
LA CIUDADELA DE TAPADA DE CASHAPATA.
Ingeniería hidráulica.
En esta ciudadela, recorría el agua por canales de piedra de unos 20 centímetros de ancho. El líquido elemental corría de sur a oeste, desde un manantial cercano y llegaba a todas las viviendas por igual. Es sabido que según su organización, en esta ciudadela estaba prohibido ensuciar o arrojar desperdicios al canal, para la vigilancia de los canales de agua, había personas designadas que vigilaban constantemente, con tal que no falte o llegue sucio este líquido elemental a la urbe.
Collcas.
En el idioma runa shimy significa depósito, eran edificios pequeños que se encontraban alrededor de las viviendas dispuestos en hileras y su puerta estaban direccionados al lado de la casa del dueño. Estas edificaciones tenían la forma circular y rectangular. Estás collcas  miden de circular entre 2 a 6 metros. Los almacenes rectangulares tenían unos 3 a 5 metros de ancho y de 3 a 5 metros de largo. El tamaño de sus puertas a comparación de las demás construcciones es más pequeño.
La mayoría de los almacenes no están tan conservados para poder determinar su altura, pero con los pocos que quedan se puede sacar un promedio de 3 metros. Los techos fueron hechos de pajas como era los depósitos o collcas para los productos que producían, como la papa, el ulluco, la oca, la mashwa, la cuyaxa, el abas y el tarwi. También estas collcas estaban destinadas para que guardan el charqui, la paja seca y la leña.
CONSTRUCCIONES EN BASE A LA PIEDRA Y AL BARRO
Herramientas y utensilios.
La piedra, soguillas de cuero de animales, el hueso, el cuerno del venado, el ichu y la madera eran utilizadas en la fabricación de sus puntas y flechas, que los servían como armas de guerra, caza y para remover la tierra. Además sus flechas o puntas filudas eran ungidas en la cresta con brebajes nocivos, que tenían la propiedad de paralizar al sistema circulatorio y nervioso, por consiguiente mataba de acuerdo a la dosis despacio o de inmediato. Además contaban con porras, macanos, garrotes, hachas de piedra, cuchillos y puntas hechos de piedras filudas y astillosas, que se utilizaban en las guerras o invasiones y cazas de animales.
Cachiporra.
Esta piedra estaba atado a un palo de regular tamaño, que era utilizado como porra en las guerras y la caza de los animales.
CACHIPORRAS LÍTICAS


Cuchillos.
Las armas blancas construidas a partir de piedras presentaban un importante filo pero una baja resistencia a los golpes compresión o torsión, es por esto que mientras más grande sea la hoja más propensa a romperse. Estaba construido de piedra Dacite, cuenta con una hoja de 9 cm de largo y  estaba adherido a un mango hecho de hueso o de madera. 
CUCHILLOS EN PIEDRA DACITE.
Las artes. 
Las practicaron de acuerdo a la forma de vida, desde objetos domésticos hasta grandes construcciones, desarrollaron la textilería en lana de camélidos, la escultura en piedra y barro, la pintura (ceramios y tejidos), la arquitectura en piedra por excelencia, la cerámica en todas sus técnicas de elaboración. Posteriormente la cultura inca se nutrió de esta cultura y lo representó en tamaños más grandes y puro de piedra, como se muestra en el complejo residencial de Huanucopampa.
La Cerámica.
Para el hombre de Cashapata, la cerámica fue el medio de comunicación más común. Sus representaciones iconográficas, tallados y escultura, sirven como elementos para conocer las vivencias sociales, cosmovisiones, religiosidad y la administración política y social de la llacta.   Realizaron  sus huacos, ollas y vasos ceremoniales de barro, que luego pintaban con tinte rojo, ocre y negro. En sus huacos representaban  a sus animales, dioses y creencias en base a la creatividad y elegancia. En su cerámica fue representado con divinidad sus dioses supremos, como el sapo o siriaca (dios de la fertilidad) también al dios puma y al supremo Amaru alado. Además representaron a la llama, porque lo servía mucho, como medio de transporte, alimento, su lana era utilizado para confeccionar sus prendas de vestir y demás abrigos usuales. Cabe resaltar como preparaban el charqui y para qué.
URPU SAGRADO
También representaban a sus animales, como la Llama, la Vicuña, la Alpaca y el Guanaco, especies nobles que siempre han acompañado en las lides agrícolas y de transporte al hombre.
La ganadería y el comercio.
El conocimiento de la domesticación de animales  ya estaba desarrollado en estos hombres, el perro, los camélidos sudamericanos y el cuy han sido criados para su diversos usos como transporte, el guaneo de las chacras, lana, pellejo y carne. Estos individuos estaban inmersos en el comercio de diversos objetos y alimentos que producían en su zona, posiblemente han entablado un comercio activo con los habitantes de la costa, la quechua y la selva.
CABEZA DE LLAMA EN ARCILLA
El Charqui.
Este alimento era muy comercializado en la zona. Su raíz lexical lo tiene en el runashimy, que es la carne deshidratada que se cubre con sal y se expone al sol. Se usaba desde épocas de antaño, antes de la aparición del frigorífico y aún se usa en la actualidad para conservar la carne por períodos prolongados.
Diferentes culturas san sabido deshidratar la carne de diversas formas con el objetivo de poder conservarla para su posterior consumo, debido a que no se contaba con herramientas como con las que se cuentan hoy en día como la refrigeración para mantener la carne fresca.
Secada solo al sol, al viento o reservada en lugares húmedos o secos etc., con el agregado de hierbas o condimentos que se tenían a mano en la zona donde habitaban, supieron conservar la carne y transformarla en lo que hoy se conoce con diferentes nombres. Tanto de formas sencillas como más evolucionadas, tenían un mismo objetivo: la preservación.
Los hombres de Cashapata lo preparaban del guanaco, la llama, la vizcacha, etc. El método de preparación usualmente comienza por cortar la carne en lonjas o tiras lo más finas posible, quitarles la grasa y en todo lo posible, la sangre («jugo de carne»). Las tiras así preparadas son colgadas en sitios secos, ventilados y sobre todo, muy asoleados, hasta que toman una textura semejante a la del cartón e incluso a la del cuero, protegiéndolas de las moscas con telas de tipo mosquitero. 
La seguridad y hegemonía cultural.
Una de las características de esta nación, fue que cerró su frontera, ya que no querían influencias culturales para no perder su identidad, también para no divulgar su seguridad o poderío de su ejército. Como toda sociedad antigua, fueron copiando y perfeccionándola diversas expresiones y vivencias culturales de las demás aldeas más antiguos a ellos. Es así, que en momentos determinados cumplió su período de auge, dándose un estancamiento de su desarrollo, debido a la intervención militar de los incas, se terminó su apogeo como nación autónoma para ser sometida por voluntad propia o a la fuerza al Tahuantinsuyo.
Posiblemente los pobladores de esta pequeña ciudadela, pero significativa en arquitectura y organización sociopolítica para su época, fueron trasladados con sus raíces, para formar parte de la ciudad inca del Chinchaysuyo. Pero los incas muy respetuosos de las urbes más desarrolladas, han  tenido la costumbre de salvaguardar a las ciudadelas de las naciones conquistadas, es por eso, que han tapado con tierra y piedras las viviendas y sus bienes de la ciudadela de Cashapata. Ya que en la concepción andina, las casas abandonas dan maldición, es por eso, que trataban de taparlo todo, además de esa forma, también evitaban el retorno o escape de los nativos sometidos. Porque para el hombre andino, siempre su casa ha sido su pequeño mundo y los llamaban mamawayis “casa madre”. La vivencia aldeana, surge como una alternativa superior a la vivencia primitiva y es resultado directo de la revolución agrícola, ganadera, arquitectónica, política, social y militar. En la aldea de Cashapata, por razones de posesión y seguridad, los gobernantes han sometido y obligado a sus pobladores a construir viviendas, santuarios, chacras y a criar de una manera formal camélidos y en  un límite territorial determinado, de esa forma la seguridad de la gente y la urbe estaba asegurado.
VENTANA Y SUBVENTANA SUBTERRÁNEA
Organización política, social y urbanística.
Este señorío se desarrolló en un ambiente geográfico plano, naciendo la  propiedad privada y hegemonía territorial, por la cantidad de habitantes que albergaba la urbe.  La gran producción de alimentos les permitía distribuirlos, redistribuirlos, almacenarlos e intercambiarlos con las comunidades aledañas, a través del comercio. Esto obligó a un reordenamiento de la economía y una jerarquización de la sociedad. Los que tenían mejor desempeño en la agricultura, lograron más excedencia y pasaron a pertenecer a clase privilegiada, que gozaba de comodidad y mejor ubicación en la comarca. Conjuntamente con esta casta, cobran importancia los sacerdotes, militares y mágicos.
La organización en familias o ayllus, hace que los pobladores de Cashapata, tengan sus jefes y vivan en sociedad teocrática.
Religiosidad y cosmovisión.
Era una población pacífica y dominada por el teocratismo, siendo su principal dios el puma, dicho animal era temido y respetado por su tamaño, ya que era capaz de devorarse a los hombres y a animales.  También el sapo estaba visto como su un dios de la fertilidad, porque esta especie se reproducían con facilidad y en abundancia y en cualquier sitio húmedo podía vivía. 
DIOS PUMA
El puma simbolizaba el conocimiento, la fuerza, la inteligencia. Representaba el gobierno, de allí que probablemente por esa razón los hombres de Cashapata lo reverenciaron.  
En algunos relatos míticos sin embargo, cobra la significación de todo el Kay Pacha. Por ejemplo, se creía antiguamente que cuando se producía un eclipse lunar, el mundo terminaría al entrar en las tinieblas. En ese momento la luna era atacada por un puma y una serpiente y por lo tanto para defenderla se debía de ayudarla con ladridos de perro y mucho ruido.
La serpiente era la representación de lo infinito. En la mayoría de los casos, simboliza el mundo de abajo el Uri o Ruri Pacha, el mundo de los muertos.
El mundo dividido en el Hanan Pacha, el mundo de arriba, estaba simbolizado por el cóndor; el Kay Pacha, el mundo de aquí, lo representaba el puma y el Ruri Pacha o el mundo de abajo, subterráneo estaba simbolizado por la serpiente. 
 DIOS DE LA FERTILIDAD ¨SIRIACA O SAPO¨
Actividades desarrolladas.
Estos hombres estaban dedicados a la agricultura, por excelencia sembraban productos nativos de la zona, como papas, ullucos, tarwi y la mashwa.
En cuanto a la ganadería, se dedicaban a criar cuyes, Wachwa, Perdiz y los camélidos, en especial el Wanaco, la vicuña, la llama, la alpaca, como también la vizcacha, el zorro, el zorrillo y los venados. La crianza de estos animales les  aseguró el alimento, el transporte y la vestimenta.
Además sus actividades diarias estaban destinadas a la alfarería, textilería, arquitectura, hidráulica monumental y otras artes como las guerras.
Los más diestros que destacaban en la comunidad, terminaron convirtiéndose en líderes, jefes, autoridades, curanderos, religiosos y mágicos.
Armas y su Vestimenta.
Los primeros grupos humanos, desde un principio buscaron solventar sus necesidades de alimentos y adoptar medidas para la supervivencia.
Las puntas y cuchillos se caracterizan por un trabajo cuidadoso y una variabilidad  formal. Hay puntas pedunculadas con aletas pequeñas, al lado de puntas foliáceas con base redondeada y alguna con base cóncava. En general, las puntas tienen dimensiones diferentes, aunque predominan entre 5 cm a más de 10 cm. Muchas de estas herramientas fueron confeccionadas de piedras brillosas y fuertes, posiblemente traídas de la costa. De la misma manera, la vestimenta se confeccionaba con lanas de los camélidos y lo fusionaban con algodón que era adquirido por trueque en la costa, selva o de la quechua. Así tenemos los más resaltantes:

El Uncu. Era un tipo de vestimenta que carecía de mangas y que cubría parte del tronco y de las rodillas del soldado. Se presume que era una vestimenta gruesa y acolchada. Ello servía para la protección ante los golpes, cortes y ataques punzo cortantes.
 
Armas de Punta. Estos instrumentos estaban confeccionados para herir cualquier parte del cuerpo humano o de los animales y para mayor mortalidad, lo untaban la punta con brebajes venenosos, extraídos de la fusión de raíces y tallos. 

Estos hombres fabricaron sus armas en base al hueso filudo o astilloso, también de cuernos de animales, todos de forma puntiaguda y penetrante.
CUERNO DE VENADO
El objetivo es producir profundas heridas en el adversario, la cual busca ser mortal, todas estas guerras que se daba estaban destinadas a vencer o ser vencidos, de la nación que perdía, todos los varones adultos, estaban condenados a ser asesinados, solamente se salvaban los niños y las mujeres.
En una guerra si el vencedor, capturaba la mayor cantidad de mujeres y niños, estaba asegurando su existencia y crecimiento poblacional de la comarca, ya que las mujeres eran y son las únicas capaces de procrear hijos, por otra parte los niños eran sometidos a pertenecer y defender a la comarca según iban creciendo.


El hacha lítica.

Estos individuos hicieron de la piedra sus armas más mortales, así como hachas, que le dieron una forma filuda y que era capaz de cortar o destrozar con la fuerza cuando era aplicado sobre sus enemigos o en  el momento de la casa de los animales.
HACHA LÍTICA
Tipo de Estado que Primó.
Se desarrolló el estado teocrático, tutelado y direccionado por sacerdotes y mágicos. Estos individuos por su habilidad y ser diestros se auto eligen para dirigir y gobernar a la aldea. Los sacerdotes eran especialistas en el manejo del agua, los mágicos, curaban las enfermedades y tenían un manejo y técnica para direccionar o controlar los fenómenos que ocurrían.
Actividades desarrolladas.
Estos hombres estaban dedicados a la agricultura, por excelencia sembraban productos nativos de la zona, como papas, ullucos, tarwi y la mashwa.
En cuanto a la ganadería, se dedicaban a criar cuyes, Wachwa, Perdiz y los camélidos, en especial el Wanaco, la vicuña, la llama, la alpaca, como también la vizcacha, el zorro, el zorrillo y los venados. La crianza de estos animales les  aseguró el alimento, el transporte y la vestimenta.
Además sus actividades diarias estaban destinada a la alfareríatextilería, arquitectura, hidráulica monumental y otras artes como las guerras.
Los más diestros que destacaban en la comunidad, terminaron convirtiéndose en líderes, jefes, autoridades, curanderos, religiosos y mágicos.
Principales productos cultivados.
La Maca o Willcu. Crece en clima frío y estéril de la puna, tubérculo de sabor agradable y algo dulzón. Es una pequeña planta  bianual que produce un bulbo o raíz tuberosa, en la cual se almacena harina y azúcar, este tubérculo hay de varios colores: crema, rojo, morado, amarillo, etc. Los antiguos hombres de Cashapata lo consumían, porque es un producto altamente fecundante, es por eso, que estas comarcas han tenido gran cantidad de familias, capaces de urbanizar toda la planicie de Huanucopampa con la llegada de los orejones.
Mashwa. Tubérculo consumido por la población andígena del antiguo Perú, hervido o asado. Tiene una diversidad de propiedades curativas y además es un producto que tiene altas cantidades de vitaminas para el organismo humano. Esta planta es semirrastrera, sus tallo son comestibles y de un sabor algo fuerte.
TIERRA FÉRTIL
Ulluco. Es un  tubérculo que se allá de diferentes colores. Son de temperamento muy frío y algo ventoso y muy mucilaginoso,  bebiendo una buena porción del cocimiento de estas raíces, junto con la muña, facilita el parto y el mismo efecto causan el consumo de abundante ulluco sancochado. Los antiguos peruanos, a los que han sufrido un golpe interno los dan haciendo hervir sus raíces para que expulsa la sangre coagulada y para el dolor de cabeza, los dan haciendo hervir con romero.
La Papa. Este producto es exclusivo de los andes, plenamente domesticada hace 5000 años de antigüedad. Es un producto adaptable a cualquier clima y va depender de la fertilidad de la tierra para su buena producción. Lo consumían cruda y cocida: en forma de chuno (papa seca) o tocosh (papa hidratada) nuestros hombres de Cashapata.
Entre las especies de papa nativa destaca el Atocpapa (papa del zorro) que crece en cualquier sitio en las punas, en los huecos, pedregales y peñascos de los andes, sus tallos y hojas en nada se diferencian de las especies cultivadas o domesticadas, pero los productos pequeños que dan, son de color verdoso y no son comestibles ni alimenticios, así como el tallo, las hojas y frutos, están cargados una sustancia tóxico “solanina” y altamente venenosa.
En el antiguo Perú, con el objetivo de evitar una frondosa denominación se empleó la voz “Apharu” en el sur y las voces “Acshu” o “Akso” en el centro y norte para designar a toda clase de papa, actualmente el hombre del ante son los únicos que emplean dichas  voces, en los centros urbanos se usa “papa” y “pappa” y la palabra “patata” se emplea en otros países.
La Oca. Es una mata semejante a la papa, sus tallos son jugosos y generalmente color crema, rosado o rojo, el jugo que contiene es agrio y refrescante. Sus tallos subterráneos están cargados de azúcar y harina. Era muy consumido por los antiguos peruanos de forma cruda, cocida y en caya.


ZONA AGRÍCOLA DE HUARICASHASH
La Música.
Los habitantes de la sociedad Cashapata contaron con diversos instrumentos musicales de viento y percusión entre los que se encuentran: el pincullo o quena construida de barro o con arcilla, con dos notas musicales, también el hueso humano y de los animales los servían para construir sus instrumentos musicales.  Además hacían música con las conchas del caracol o huayllaquepa.
HUAYLLAQUEPA O CARACOL
Una característica de los hombres de Cashapata fue la ejecución de la música durante las labores agrícolas, con lo cual convertían las duras faenas del campo en amenas reuniones.
Un instrumento musical básico fue el tambor. Este podía ser de diversos tamaños y sonidos y se utilizaba para marcar el ritmo en las danzas y bailes colectivos. Los había pequeños, ilustrados por Guamán Poma, que eran tocados por mujeres; grandes, que eran confeccionados con piel de puma u otorongo y llamados poma tinya y finalmente, los runa tinya, confeccionados con piel humana.
El compás se marcaba también con cascabeles o racimos de semillas que se ataban a las piernas de los danzantes.
Entre los grupos campesinos y en ciertas festividades o celebraciones soplaban en las cabezas secas de venados como si fuesen flautas y marcaban con ellas los pasos de los danzantes. Estas flautas hechas de huesos con una nota especifica es decir que cada flauta tenia orificios por donde salía el aire que a su vez era lo que creaba el sonido, la personas que tocaban cada uno de estas flautas eran unipersonales y cada uno ponía una nota musical.
 En líneas generales sabemos que los hombres de Cashapata utilizaban dos grupos o categorías de instrumentos:
Instrumentos Puros. Que usaban solamente en sus actos, danzas y ceremonias rituales y religiosas.
Instrumentos Impuros. Los cuales eran utilizados en fiestas, danzas y celebraciones populares del pueblo.
Instrumentos Musicales Utilizados
• El Churru. Especie de caracol que mide 0,10 cm de largo por 0,14 de ancho, utilizado para llamadas rituales.
• El Pincullo. Instrumento de dos huecos y construido con arcillas y embocaduras al mismo nivel.
PINCULLO EN ARCILLA
 La Chirimía. Especie de clarinete de arcilla con una boquilla pequeña. Mide 0,23 de largo por 0,04 de diámetro. Dotado de dos agujeros, este instrumento puede combinar sonidos graves y terroríficos. Solía ser utilizado en duelos, danzas fúnebres y funerales.
CHIRRIA EN ARCILLA
La agricultura. Para los hombres de Cashapata, fue la actividad económica más importante y la que más desarrollo alcanzó. Esto se logró sobre todo, por el aprovechamiento de la tierra al máximo, mediante la construcción de andenes y la rotación de tierras y cultivos, un mayor conocimiento del clima, la construcción de sistemas de irrigación  cada vez más avanzado, uso de abono o guano, como excremento de llama, alpaca y cuy. Los andenes, que eran terrazas enormes, en forma de graderías, levantadas gracias a muros de contención de piedra en las faldas de los cerros del pueblo de Huaricashash, de esta forma ganaron tierras al difícil relieve de las laderas y las convirtieron en tierras aptas para la agricultura.
Los Andenes. Son grandes macetas, una vez construidos lo colocaban tres capas artificiales superpuestas sobre la tierra natural. Primero lo ponía una capa de tierra menuda, luego arena y finalmente tierra vegetal. De este modo se evitaba la erosión pluvial y se airaban las raíces de las plantas. La construcción de los andenes fue vital, pues gracias a ellos se logró un aumento considerable de las tierras de cultivo.
PRODUCCIÓN DE PAPAS
Rotación de tierras y de cultivo.
La rotación fue uno de los elementos que determinó la mayor productividad agrícola. La rotación de tierras significa dejar descansar las tierras, de esta manera se evitaba la explotación constante y la disminución de la fertilidad de la tierra. La rotación de cultivo consistía en sembrar diferentes cultivos durante el año, a fin de lograr una producción diversificada en las diferentes estaciones del mismo. 
Los Andenes. Son grandes macetas, una vez construidos lo colocaban tres capas artificiales superpuestas sobre la tierra natural. Primero lo ponía una capa de tierra menuda, luego arena y finalmente tierra vegetal. De este modo se evitaba la erosión pluvial y se airaban las raíces de las plantas. La construcción de los andenes fue vital, pues gracias a ellos se logró un aumento considerable de las tierras de cultivo. 
Rotación de tierras y de cultivo
La rotación fue uno de los elementos que determinó la mayor productividad agrícola. La rotación de tierras significa dejar descansar las tierras, de esta manera se evitaba la explotación constante y la disminución de la fertilidad de la tierra. La rotación de cultivo consistía en sembrar diferentes cultivos durante el año, a fin de lograr una producción diversificada en las diferentes estaciones del mismo. 
Herramientas sencillas pero eficaces
La herramienta más conocida y de gran utilidad fue la chaquitaclla o arado de pie y de mano. Gracias a esta herramienta se logró labrar enormes extensiones de tierra. La fuerza humana era el único medio para arar la tierra.
La chaquitaclla era un palo de más de un metro y medio de longitud, terminaba en una punta. En su parte inferior estaba atravesado por un palo horizontal. Sobre la chaquitaclla el hombre colocaba el pie y hacía fuerza para remover la tierra y hacer el hoyo en el que colocaban la semilla. 
CHAQUITACLLA
Otra de las herramientas que utilizaron fue el azadón de madera para desmenuzar la tierra. En la parte andina lo llaman champa tacanan, muy útil para golpear o cospear las champas duras.
Uso de chacras hundidas u hoyas
Estos individuos aprovechaban la humedad del suelo y la fertilidad debido a la presencia de la caliza, este tipo de chacras se encuentra en todo su esplendor en la zona. En estas tierras construían los camellones o raways, para regar o escurrir si hay demasiada agua en épocas de invierno. Con esta especie de campos elevados, trataban de levantar el suelo sobre la superficie del terreno para mejorar las condiciones de cultivo. Todavía se puede encontrar la utilización de este sistema en la zona de Dos de Mayo. 
TERRENOS DE CULTIVO
INVESTIGACIÓN REALIZADA 
POR LOS ESTUDIANTES DE LA ESPECIALIDAD DE EDUCACIÓN PRIMARIA. VI SEMESTRE.
AGUIRRE LIBERATO Yosminder
ALBORNOZ LAVADO Jafet
BEDOYA AGUIRRE María Del Rosario
CAJALEON MURGA Josue
CALDERON ARANCIAGA Ana Noimi
CRUZ LAGUNA Ielci Anabella
ESPINOZA SOLORZANO Leyde Rosalía
HILARIO CAQUI Tiófila
MOYA HUERTA Vilia Estrely
VALERIO RAMOS Rider
ZEVALLOS ROJAS Abelardo
JAIMES PARDO Margarita “Ciencias Sociales. II Semestre”
EXCAVADORES
Tafur Huerta Roosbelt
Avendaño Chávez  Rusbel
INVESTIGADOR, ASESOR Y EDITOR
Enoch Calderón Jara.
Contactos 986064228.
COASESOR
Chávez García William
FOTOGRAFÍAS
Margarita Jaimes Pardo
ASESORES LEGALES
Pascual Alejo RettizAbogado, Periodista e Historiador del Ejército del Perú.
Nikolai Homero Rivera Lucas. Abogado.

HECHO EL DEPÓSITO LEGAL A LA BIBLIOTECA NACIONAL DEL PERÚ. REGISTRO N° 2016-03945.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL DEL TRABAJO, SIN LA AUTORIZACIÓN NOTARIAL DEL ASESOR DE INVESTIGACIÓN Y EDITOR.


No pretendemos ser los mejores y ni los únicos, solamente difundimos lo que investigamos con pasión.